15 feb. 2011

Despido de personal

El TRABAJADOR entra al despacho de explotación de la empresa. En la mesa, está el ENCARGADO de los despidos.

ENCARGADO:
Buenos días. Siéntese, por favor.

TRABAJADOR:
Buenas.

ENCARGADO:
Está usted interesado en ser despedido, ¿verdad?

TRABAJADOR:
Sí, me vendría muy bien. Sin finiquito ni nada, por supuesto.

ENCARGADO:
Como sabrá, la empresa se encuentra en un estado de crecimiento muy alto y no nos interesa prescindir de nadie ahora mismo, ¿comprende?

TRABAJADOR:
Ya... Tal vez le interese saber que tengo una amplia experiencia. Me han echado de todos los lugares en que he trabajado. Traigo aquí mi currículum. Ni una sóla buena referencia ni nada.

ENCARGADO
(ojeando el currículum):
Vaya, veo que en su anterior trabajo fue despedido nada menos que en cinco ocasiones.

TRABAJADOR:
(excusándose)
En efecto. Aunque luego me volvían a contratar. Es lo que tienen las empresas de despido temporal.

ENCARGADO:
¿Cuánto tiempo lleva con nosotros?

SEÑOR:
Dos semanas.

El ENCARGADO hace gesto de escuchar una respuesto poco apta.

ENCARGADO:
Mire, debe entender que no podemos despedir a todo el mundo cada vez que nos lo pide. No somos una caridad ni nada por el estilo.

TRABAJADOR:
Comprendo.

ENCARGADO:
Además, aquí hay trabajadores que llevan más de veinte años pidiendo ser despedidos. Padres de familia, con hijos, hipoteca. Quedaría muy feo que le despidiésemos a usted primero, siendo soltero y sin responabilidades, ¿no cree?

TRABAJADOR:
Si me permite la expresión, le diré que estoy muy jodido económicamente. Me fastidiaría bastante quedarme sin trabajo ahora.

ENCARGADO:
Ya, ya. Pero no es suficiente. A ver; ¿es usted negro?

TRABAJADOR:
Creo que no. Tendría que mirarlo.

ENCARGADO:
 ¿Está usted embarazado o tiene intención de estarlo en breve?

TRABAJADOR:
Emm... me temo que no.

ENCARGADO:
Pues lo siento mucho, pero no da el perfil. Valoro que tenga tantas ganas, pero el criterio de despido de personal es muy estricto. Lo que sí puedo ofrecerle es una bajada de sueldo por incumplimiento de objetivos.

TRABAJADOR
(no muy convencido):
Ya. ¿Y cuáles serían esos objetivos?

ENCARGADO:
Reducir las ganancias y el número de ventas de la sociedad, aumentar el tiempo de almuerzo. Si tiene suerte, en muy poco tiempo logrará ser mileurista. ¡E incluso menos!

TRABAJADOR
(resignado):
En fin. No me queda otro remedio que aceptarlo.

ENCARGADO:
De todas formas me guardaré su currículum. Estaríamos encantados de ponerlo de patitas en la calle en un futuro. Ya le llamaremos.

TRABAJADOR:
Ya, ya... De acuerdo. Pues nada, muchas gracias.

ENCARGADO:
Hasta luego.

TRABAJADOR
(a sí mismo):
Luego vienen los de fuera, y a esos sí que los echan a las primeras de cambio. Vienen aquí a jodernos.



FIN

No hay comentarios:

Publicar un comentario